Albarracín, Teruel: Desde la lejanía la panorámica nos sorprende con una muralla que no solo encierra el casco histórico sino que sale de él para alzarse sobre una colina.

Siguiente página
Compartir