Cuba en general y “La Habana” en particular es uno de esos destinos en los que el turista puede mezclarse y disfrutar la vida de sus gentes. El pueblo cubano es generoso de espíritu y muchas veces no hace distinciones con el turista y le permite experimentar junto a ellos la aparente alegría de la vida en Cuba: en pocos lugares queda mejor demostrado que la felicidad no depende de lo que uno tenga. Aunque es cierto que no es oro todo lo que reluce y en cuanto te ganas la confianza de algún autóctono normalmente te confiesa las penurias del sistema, no deja de ser verdadera la alegría que ves muy a menudo por sus calles.

Para disfrutarla, quizá no hay nada mejor que perderse y dejarse llevar, especialmente cuando el sol empieza a irse y la vidilla nocturna comienza a latir con fuerza. Aun asi siempre viene bien tener algunas referencias para no estar muy perdido y afinar el rumbo cuando queremos asegurar el tiro. También porque es un lugar donde la picaresca ronda cada esquina y a nada que tengamos cara de tonto nos intentaran hacer el lío con algo.

Sea como sea, hay varios “must” que uno no debe perderse. En este post os vamos a dar una serie de lugares imprescindibles si viajas a La Habana, tanto para plan de día, como para la nocturnidad. Esperamos que os guste.

Siguiente página
Compartir