Si algo bueno ha tenido la crisis, es que la gente ha reaprendido su forma de consumir. Ya no despilfarramos a lo tonto, se gasta en lo que se necesita, y sólo de vez en cuando uno se regala un lujito. Pero la cosa no ha quedado hay nuestra sensación es que mucha gente  le ha cogido el gusto a hacer productos caseros, y no solo para ahorrarse un dinero, si no por la satisfacción que provoca hacerlo con nuestras manos. En este post, os vamos a mostrar varios productos y objetos que podemos hacer nosotros mismos.

Siguiente página
Compartir