Hoy en día existe la posibilidad de mirar al cielo y encontrar diminutas aeronaves que son operadas desde un control remoto y normalmente lucen en un aspecto ligero, novedoso e inteligente. Se trata de los drones, que resultan ser los gadget del momento. Dada la amplia variedad de modelos de los drones, sus aplicaciones son múltiples, tan simples como jugar con ellos y tan complejas como realizar actos bélicos. Son usados en el campo de la investigación científica, en el campo de la vigilancia, en el campo de la exploración en zonas inhóspitas o peligrosas, asimismo en el campo del negocio y de la diversión en general. La tecnología empleada se posiciona en un costo al alcance de nuestros bolsillos. La oferta en el mercado coloca a la venta mini drones, semi profesionales, profesionales y de carreras. La elección dependerá de las actividades que se requieran realizar con los drones y además el presupuesto. El beneficio es variable, ya que un dron puede ser visto como una inversión o como un gasto. Para el caso de la inversión, algunos usuarios de los drones, dan servicios de fotografías aéreas industriales, gracias a su cámara de alta resolución integrada en éstos dispositivos, con ello puede tomar una imagen precisa y posicionada en coordenadas GPS, otros optan por impartir cursos para el manejo desde el control remoto, la operatividad del mismo, y su comportamiento en medio de ráfagas de viento. No importa cuál sea el fin para justificar tener alguno, definitivamente los drones son gadgets que llegaron para permanecer entre nosotros.

Compartir