El mundo de los coches de lujo es un mercado que nunca está en crisis. Es habitual que entre muchos multimillonarios se conviertan en piezas con las que rivalizar (como niños). Lo cierto es que muchas de esas joyas del automóvil se convierten en inversiones que aumentan su precio con el tiempo por el hecho de que fabrican muy pocas unidades.

En este post os mostraremos los más caros del mundo.

Siguiente página
Compartir